Quien viaja deprisa, pierde la esencia del viaje.

19.2.12

Perdiguera / Prado Toril.

Dicen, que después de la tempestad, siempre llega la calma.
Tras unos días de frio intenso, dos días soleados y unas magnificas vistas sobre la montaña, ejercen  toda su atracción sobre nosotros, por lo tanto, toca salir.
Para evitar las más que seguras aglomeraciones de lugares clásicos como, Cercedilla o el puerto de Navacerrada, nos dirigimos hacia el puerto de Canencia, en busca del pico Perdiguera 1866m. un pico menor del Guadarrama, pero de una gran belleza paisajística, pues, desde su cima se nos ofrecen las mejores panorámicas de las montañas próximas a Madrid, Cuerda Larga, La Mujer Muerta, el macizo de Peñalara, El Nevero, La sierra de Ayllón, La Cabrera  y un largo sin fin de montes menores.
El día comienza bien, tenemos más nieve de lo esperado y si a esto unimos que es nuestro día de suerte, que mas podemos pedir.
Al poco de comenzar a caminar, nos encontramos con un pequeño grupo de caminantes que se dirigen al mismo lugar que nosotros, y amablemente nos invitan a unirnos a ellos. Dicho y hecho, ya somos un grupo de cinco. Uno de los componentes de este grupo es miembro de la Federación Madrileña de Montaña, con lo que contamos con el mejor guía posible. Si a esto,  unimos que es un gran orador y su sabiduría de la zona es infinita, mejor imposible.
Una vez conseguido el primer objetivo del día, El Perdiguera. Nos dirigimos en busca del Prado Toril, un cercado de piedra utilizado años atrás, para guardar reses bravas en la época estival. Mientras tanto la conversación con nuestros compañeros fluye de manera amena, montañas, medio ambiente, ecología, política, futuro  parque nacional en la zona, anécdotas y un largo etc.…
Desde este punto nos dirigimos hacia la chorrera de Mojonavalle, que para nuestra sorpresa se encuentra totalmente congelada y con señas de que ha sido utilizada recientemente para escalada en hielo. Ya que estamos aquí y la temperatura  es agradable continuamos por la senda ecológica, viendo que no solo la chorrera está congelada, el arroyo Sestil del Maillo también lo está  a lo largo de varios km. En las proximidades del mismo visitamos al viejo Tejo milenario, que pese a estar un poco escondido no ha podido evitar que algún desaprensivo dejara su marca sobre él. Solo nos queda disfrutar del abedular y cómo no, del abedul centenario, ya próximos al final de nuestro camino.
Desde aquí agradecer a nuestro amigo Paco-Piedra, el día tan magnífico que nos hizo pasar y que compartiera con nosotros parte de su inmensa sabiduría. Como diría él.
En el camino nos vemos.

Fuente.



 Cuerda Larga.

 Perdiguera.





 Prado Toril.



 GR-10.

 Chorrera de Mojonavalle.

 Arroyo Sestil del Maillo.

Abedular.

2 comentarios:

  1. Aquí el frío también ha sido intenso y durante días estuvimos sumergidos en agua, estos días hace sol y habrá que salir de nuevo. Un precioso reportaje, me encantan esas cascadas de hielo, muy buenas fotos. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El frio va remitiendo, y algunos vamos aprovechando los primeros rayos de sol. Pero, la primavera ya anda próxima, y eso hace que aumenten nuestras ganas de monte.
      Un abrazo, Carlos.

      Eliminar